Category: The South

FROM THE SOUTH will gather the stories and issues taking place in Latin American, and we will give you the analysis and opinion to understand the regional context.

———————————————————————————————————–

OUR NEWS section is a mesh of news selection that our editors have put together to keep our readers updated with what is happening in their community, Canada, Latin America and the world. We not only find news coverage from a number of news organizations, but we find our own stories too. We are interested in the stories from below. The stories that not too many people want to tell. We look for stories that are relevant to our community, and tell it how it is, and how it affects us.

Our team consists of a number of local analysts, partner experts, and organizations that support this collaborative effort to bring you a Latin American perspective of current issues.
We are always looking for new partners and opinion makers to add contributions.

If you are one of them contact us at:

info@surla.org
Subject: News

¿QUIÈN MATÓ A BERTA CÁCERES?

Juan Diego Castro León
@castroyleon

No todos los días el mundo llora la muerte de una defensora del medio ambiente. Pero todos los días, en algún lugar del mundo, uno es asesinado.

Conocí a Berta Cáceres en 2010 en Honduras. En ese entonces me recomendaron que si quería conocer la verdadera resistencia social en Honduras, tenía que conocer a Berta y al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras – COPINH.

Berta nos recogió en su camioneta. Recorría el territorio que abarcaba el COPINH sola, pero en ese momento lo hacía con una pistola en su cintura; no porque tuviera miedo de las amenazas de las cuales era objeto diariamente, pero porque temía por la seguridad de mis compañeros de viaje y la mía. Berta era una de las personas más amenazadas de Honduras por su labor como lideresa del COPINH, organización que lucha en contra de los mega proyectos energéticos que amenazan con invadir y destruir el territorio ancestral del pueblo Lenca, al igual que la vida de miles de campesinos.

La situación para los miembros de las organizaciones sociales de defensa de los derechos humanos, del medio ambiente y sindicales, se deterioró tras el golpe de Estado de 2009 en contra del presidente Manuel Zelaya, perpetrado por militares en coordinación con los sectores más poderosos del empresariado local y extranjero.


(Vídeo de protestas al día siguiente del Golpe militar en 2009)

Por cuenta del golpe militar, Honduras se convirtió en uno de los países más peligrosos para ser activista, compitiendo por desplazar a Colombia de ese trágico ranking. Tras el golpe se reportaron más de 300 asesinatos extrajudiciales de civiles por parte del Estado, al igual que 34 desapariciones y asesinatos de miembros del movimiento políticos de oposición, y 13 asesinatos de periodistas según el Comité para la Protección de Periodistas.

También se presentaron más de 100 asesinatos selectivos de activistas campesinos que luchaban por la defensa de sus territorios en contra los mega proyectos que entraron en furor desde que el gobierno de Porfirio Lobo – que remplazo a la dictadura pro tempore – impulsó la campaña de relaciones públicas, Honduras Open for Business. Esta campaña reunió a inversionistas de 55 países para invertir en industrias como la minería, el turismo, represas, maquilas, y en el proyecto neoliberal más escandaloso de las últimas décadas, las llamadas Ciudades Modelo. Este último, descrito como un “sueño húmedo” para neoliberales. En este prototipo de “Ciudad Zona Franca” las leyes laborales, tributarias, judiciales o cualquier tipo ley de soberanía, no aplicarían, y hasta los inversionistas se podrían mudar y vivir dentro de ellas, solo para ser protegidos por firmas de seguridad privadas contra amenazas indeseadas (como los habitantes del país donde se instalan). Esta reunión contó con la presencia de líderes con poca fibra moral como, Carlos Slim, Álvaro Uribe y Paul Romer, el arquitecto de las Ciudades Modelo.

Con una de las cifras de homicidio per cápita más altas del mundo, Honduras no solo abrió sus puertas a inversionistas extranjeros, pero también a los carteles Mexicanos que operan impunemente por todo el país y los cuales controlan a las Maras (pandillas Centro Americanas). Esto se convirtió en la justificación perfecta para que Estados Unidos reforzara su apoyo militar, lo cual impulsó desgracias como la masacre de Mosquitia, donde campesinos, tildados de narcotraficantes fueron acribillados desde un helicóptero Black Hawk manejado por militares hondureños, bajo la directriz de agentes de la DEA.
La situación solo se agrava cuando las Naciones Unidas reportó la presencia de Paramilitares Colombianos contratados para proteger fincas, y plantaciones de palma africana de las familias más ricas de Honduras.

Desde los años 80, cuando Honduras lideraba la guerra sucia contra las insurgencias Centro Americanas – bajo el mando del ex asesor de la Casa Blanca, Roger Noriega – no se veía el nivel de represión y violación sistemática de los derechos humanos como se ve hoy día. Esta situación solo se intensifica por cuenta de la presencia de multinacionales extractivitas, el narcotráfico y la ayuda militar de EEUU.

Berta Cáceres se convirtió en una piedra en los zapatos para las multinacionales nacionales y extranjeras que promovieron el golpe de Estado. Y ante la vista gorda de los medios masivos de comunicación y gobiernos de la región, sobre las amenazas en contra de los movimientos sociales en Honduras, hoy lloramos la muerte de esta defensora de la vida.

No todos los días el mundo llora la muerte de una defensora del medio ambiente. Pero todos los días, en algún lugar del mundo donde multinacionales y gobiernos tengan intereses de extractivismo, los asesinados.

Si me preguntan quién mato a Berta Cáceres, les diría; la lógica del neoliberalismo la asesinó.

read more

LEOPOLDO LÒPEZ Y LA VIOLENCIA POLÌTICA

Por: Juan Diego Castro León
@castroyleon

El coordinador nacional del movimiento Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, fue condenado a 13 años y 9 meses en prisión, por instigar los hechos de violencia de los primeros meses del 2014 en Venezuela, los cuales resultaron en la muerte de 43 personas por causa de los enfrentamientos entre la policía, y los llamados “Guarimberos” – por las técnicas de saboteo y violencia que usaban.

Tras entregarse a la justicia el 18 de febrero de 2014, López fue trasladado a la cárcel de Ramo Verde, en donde se le imputaron los cargos de; 1. Instigación pública; 2. Daños a propiedad, en grado de determinador; 3. Incendio, en grado de determinador; 4. Y asociación para delinquir – el cual conlleva una pena de 6 a 10 años de prisión.

LEO FOTO: Leopoldo López y otros opositores en RAMO VERDE.

Tras 18 meses de investigación, audiencias y dilatación por parte de la defensa, López fue condenado por participar y liderar el plan conspirativo proclamado por el mismo como, “La Salida”, para derrocar el gobierno de Nicolás Maduro.

Las investigaciones concluyeron que 6 personas murieron por disparos atribuidos a las fuerzas de seguridad del Estado, y 37 como resultado de las guarimbas que López promovió, como estrategia para desestabilizar el país. Estas 37 personas perdieron la vida al intentar retirar las guarimbas o por trampas y accidentes causada por las mismas. Otras al ser agredidas por guarimberos. Y otras por no poder llegar a centros hospitalarios por los bloqueos de las guarimbas.

Pero recordemos quien es Leopoldo López, héroe para muchos medios opositores del gobierno de Maduro, y victimario para las familias de decenas de familias Venezolanas.

Leopoldo López, es hijo de una familia pudiente Venezolana, que proclama ser – por parte de su madre – descendiente de Simón Bolívar; figura histórica Latinoamericana que inspiró la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez.

Su tío abuelo fue ministro durante el mandato de Eleazar López Contreras, presidente que por decreto exilió a políticos y personas comunes que tenían afinidad por ideología Comunista y Anarquista.

Su padre fue acusado de fraude y lavado de dinero, en una investigación de Interpol, por mover decenas de miles de dólares a Singapur.

Su madre fue la vicepresidenta del Grupo Cisneros, que fue uno de los principales financiadores y apoyos – por medio de la cadena Venevisión – del Golpe de Estado en 2002. Igualmente estuvo involucrada en un escándalo de conflicto de interés por transferir fondos públicos a su hijo, cuando ella se desempeñaba como Gerente de Asuntos Públicos de PDVSA en 1999.

Como Alcalde de Chacao, López lideró el Golpe de Estado de 2002 en contra del presidente Hugo Chávez. De igual manera durante los días del Golpe lideró a una muchedumbre que intentó linchar al Ministro del Interior de la época.

Igualmente fue investigado por rebelión, por promover la llamada Operación de la Plaza Altamira en Octubre de 2002, en donde se refugiaron 14 militares disidentes que auto declararon la zona territorio liberado.

También fue inhabilitado por la Contraloría de Venezuela por desviar recursos públicos cuando ejercía como Alcalde.

López fue uno de los padrinos políticos de Lorent Saleh, mejor conocido por ser el simpatizante Neonazi Venezolano, que con ayuda de militares colombianos y políticos de oposición pretendía realizar acciones terroristas en Venezuela con francotiradores, bombas, y la creación de un grupo paramilitar.

Leopoldo-orent Leopoldo López y Lorent Saleh

(Análisis en video de quien es Leopoldo López)

Junto con Lòpez, también fueron condenados los estudiantes Ángel González, Deminan Martin y Christian Holdack.

La defensa de López prometió apelar la condena de su cliente, la cual varios organismos internacionales condenaron como excesiva.

read more

A drug war made in Mexico?

By: Belen Fernandez
@MariaBelen_Fdez
Source: Al Jazeera

US drug policy has spelt nothing but trouble for Mexico.

In February 2013, the New York Times’ Thomas Friedman made a curious prediction: that Mexico would beat out India and China as “the more dominant economic power in the 21st century”.

Descending briefly upon the city of Monterrey, “Mexico’s industrial/innovation centre”, Friedman determined that, despite prevailing problems involving “drug cartels, crime syndicates, government corruption and weak rule of law”, something remarkable had happened: “It’s as if Mexicans subconsciously decided that their drug-related violence is a condition to be lived with and combated but not something to define them any longer.”

According to Friedman’s unique access to the Mexican psyche, the new national self-identity involved free trade agreements (Mexico had signed “more than any country in the world”!) and attendant phenomena such as dismally low wages (phrased more euphemistically, of course).

Never mind that the North American Free Trade Agreement (NAFTA), which came into effect in 1994, has played a crucial role in fuelling not one but all of the problems listed by Friedman – which would seem to hint that his fit of neoliberal ecstasy was perhaps a tad out of place.

‘Free trade’

In a new book called A Narco History: How the United States and Mexico Jointly Created the “Mexican Drug War”, Mexican novelist Carmen Boullosa and Pulitzer-Prize winning historian Mike Wallace document NAFTA’s passage as an essential godsend for the drug trade, the lucrativeness of which has greatly exacerbated official corruption.

The aftermath of the agreement, the authors note, saw the number of Mexican farmers living in poverty increase by one-third, with two million of them eventually forced to abandon their land.
The rampant dismantling of rural livelihoods was due in part to the fact that US agribusiness, “having zero qualms about ideological inconsistency, remained heavily subsidised”, while Mexican subsidies for small farmers were forcibly removed along with tariffs and quotas on agricultural imports. “Free trade” indeed.

Many remaining farmers “found the burgeoning market for marijuana and poppies their only avenue to surviving on the land”, while the swelling mass of urban unemployed provided the drug cartels with fertile recruiting ground. And the NAFTA-induced surge in cross-border traffic simplified the “insert[ion of] narcotics into the stream of northward-bound commodities”.

Century of war

Obviously, NAFTA didn’t create the drug business in Mexico, nor did it single-handedly spawn the calamitous “Mexican Drug War”, which officially commenced in 2006 and in a matter of six years eliminated an estimated 70,000-109,000 people.

But it’s a prime example of how a century’s worth of US policies and cross-border machinations have exacerbated narco-activity under the pretence of curbing it.
Boullosa and Wallace argue that the very denomination “Mexican Drug War” is deceiving given its joint construction by Mexico and its domineering northern neighbour – a process that kicked off in 1914 with the United States’ proscription of narcotics and the conversion of the US-Mexico frontier into a natural gateway for illicit substances.

Over the years, US haranguing of Mexican authorities to crack down on narco trafficking ignored the root of the problem – US demand – and produced a succession of seemingly counterproductive effects. The heavyweights of the drug trade, for example, ended up ever more empowered as lesser contenders were weeded out.

Reported US favouritism towards certain cartels presumably didn’t help matters.

Other opportunities for irony also abounded. Not long after the Mexican government racked up US Cold War brownie points by using its anti-drug mission to go after suspected leftists and other troublemakers, an idea dawned on the American creators of the Iran-Contra affair: Drug lords inundating the US with illicit substances via Mexico could also inundate the right-wing Nicaraguan contras with weapons and cash. Again, “zero qualms”.

Prolonging the fight

Now, 101 years after the US initially declared war on drugs in 1914, you’d think the country might have noticed that it’s not exactly working out.

But as Boullosa and Wallace demonstrate, there are potent forces pushing for a continuation of business as usual. The US Drug Enforcement Administration, they note, would “be hard-pressed to justify its annual budget of roughly $2.5bn if the legal ground shifted beneath it” towards drug decriminalisation.

Arms manufacturers, too, have made a killing off of the southward flow of weapons, both to the Mexican drug cartels – which are awash in American-made arms – and to the Mexican state, to battle the cartels.

As of the mid-2000s, according to Boullosa and Wallace, there were no fewer than 6,700 licensed gun dealers along the US-Mexico border. And US security assistance to Mexico wouldn’t be complete without lucrative contracts to American firms like Northrop Grumman.

Also rooting for a perpetuation of the status quo, the authors write, is the “mammoth incarceration complex [in the US] that … will likely resist any diminution in the production of felons, its lifeblood”.

Source: http://securityassistance.org/

Source: http://securityassistance.org/

Fulfilling the dream

The modern “Mexican Drug War”, meanwhile, is a misnomer in more ways than one. It’s not a war on drugs, which continue to reach the US in the very same quantities. It’s more a war on Mexico’s civilians, who have served disproportionately as victims of the state’s hyper-militarised response to drug cartels – the same cartels with whom elements of the state are perpetually in cahoots.

Boullosa and Wallace note that when Felipe Calderon, former Mexican president and co-father of the current war, met with US ambassador to Mexico Antonio Garza prior to assuming office in 2006, the ambassador encouraged him in his designs for a full-out showdown with the narcos:

“Indeed [Garza] warned that if Calderon wanted to attract the investments needed to jump-start Mexico’s economy, ‘foreigners and Mexicans alike had to be reassured that the rule of law would prevail’.”

For the moment, the rule of law doesn’t appear to be looming on the Mexican horizon. However, if the investor class can be sufficiently distracted by prospects for exploitation in a country in which nearly half the population lives in poverty, Mexico just might fulfil the Friedmanian dream.

Look out, India and China.

Belen Fernandez is the author of The Imperial Messenger: Thomas Friedman at Work, published by Verso. She is a contributing editor at Jacobin Magazine.

read more

Los lunares de Leopoldo López

Por: Juan Diego Castro Leon
@castroyleon

Lo que no se dice del líder de la oposición que muchos consideran un héroe

Una desproporcionada campaña de apoyo por la oposición Venezolana se viene cocinando en Colombia en las últimas semanas.

En momentos en que el vecino país afronta una crisis económica por la caída del petróleo, y una administración que raya con la paranoia, debemos ser honestos con la manera en que varios grupos de interés nos están clavando la idea de que existe una guerra en contra de héroes y mártires de la oposición Venezolana.

Leopoldo López:

Hijo de una familia pudiente, que proclama ser – por parte de su madre – descendiente de Simón Bolívar; figura histórica Latinoamericana que inspiró la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez.

Su tío abuelo fue ministro durante el mandato de Eleazar López Contreras, presidente que por decreto exilió a políticos y personas comunes que tenían afinidad por ideología Comunista y Anarquista.

Su padre fue acusado de fraude y lavado de dinero, en una investigación de Interpol, por mover decenas de miles de dólares a Singapur.

Su madre fue la vicepresidenta del Grupo Cisneros, que fue uno de los principales financiadores y apoyos – por medio de la cadena Venevisión – del Golpe de Estado en 2002. Igualmente estuvo involucrada en un escándalo de conflicto de interés por transferir fondos públicos a su hijo, cuando ella se desempeñaba como Gerente de Asuntos Públicos de PDVSA en 1999.

Como Alcalde de Chacao, López lideró el Golpe de Estado en su distrito, en contra del presidente Hugo Chávez. De igual manera durante los días del Golpe lideró a una muchedumbre que intentó linchar al Ministro del Interior de la época.

Fue investigado por rebelión, por promover la llamada Operación de la Plaza Altamira en Octubre de 2002, en donde se refugiaron 14 militares disidentes que auto declararon la zona territorio liberado.

También fue inhabilitado por la Contraloría de Venezuela por desviar recursos públicos cuando ejercía como Alcalde.

Recientemente es más conocido por liderar, en sus propias palabras el alzamiento para salir de Maduro, que empezó el 12 de Febrero del 2014, y se prolongó por varios meses y el cual le costó la vida a 43 personas, la gran mayoría por causa de las Guarimbas que Lopez promovió como estrategia de bloqueo de las calles. En una célebre frase, López anuncio que los bloqueos y protestas no cesarían hasta que logremos sacar a los que está gobernando.

López fue uno de los padrinos políticos de Lorent Saleh, mejor conocido por ser el simpatizante Neonazi Venezolano, que con ayuda de militares colombianos y políticos de oposición pretendía realizar acciones terroristas en Venezuela con francotiradores, bombas, y la creación de un grupo paramilitar.

Leopoldo-orent

La fiscalía Venezolana acusa a Leopoldo López de; Instigación pública; Daños a la propiedad; Asociación para el delito.

(Análisis en video de quien es Leopoldo López)

Antonio Ledezma

Es un abogado y político de carrera que por varios periodos ha ejercido como alcalde metropolitano de Caracas. Su carrera política en Caracas fue catapultada al ser designado Gobernador del Distrito Capital por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, quien fue responsable por la muerte y desaparición de más de 2000 personas en el episodio conocido como el Caracazo. Este evento fue precursor que desato el intento de Golpe de Estado por parte de Hugo Chávez en 1992.

Ledezma trabajo en su última campaña para la alcaldía de Caracas de la mano el ya mencionado Lorent Saleh, a quien llevaba a eventos públicos para pregonar discursos de apoyo.
Ledezma es también mencionado en videos en los que Saleh describe sus planes para desestabilizar a Venezuela por la vía de acciones terroristas. En el video se escucha a Saleh refiriéndose a Ledezma como una persona clave para sus planes; “es un zorro viejo, la experiencia ni se compra, ni se vende (…) el político que más ha apoyado es Ledezma, por eso era nuestro candidato a la Presidencia”.

Igualmente Antonio Ledezma fue otra de las figuras que junto a Leopoldo López y María Corina Machado, activaron las manifestaciones en Febrero 12, 2014, que tuvieron intenciones golpistas y fatales resultados.

Ledezma fue detenido ayer jueves 19 de Febrero, por orden de la Fiscalía por sus presuntos vínculos en otro intento de Golpe de Estado la semana pasada, junto con algunos militares activos y retirados.

El mismo libreto

Una vez más la situación política en Venezuela se calienta por orden de la campaña mediática que se gesta desde la oposición de derecha Latinoamericana. Pero el pánico golpista del gobierno no ayuda. Es cierto que la oposición Venezolana es financiada por instancias del gobierno de EEUU, como lo revelo Wikileaks. Es cierto que la oposición esconde sus intenciones detrás del lenguaje de democracia, derechos humanos, y libertad de expresión que tradicionalmente utilizo y utiliza la izquierda ante la represión de gobiernos de derecha (es una estrategia regional adscrita a centros de pensamiento Republicano). Es cierto que existe una guerra económica en contra de Venezuela, al peor estilo de Chile en los 70. Pero toca combatir a la derecha retardataria con creatividad, más allá del discurso de conspiración, porque la conspiración es una realidad.

Lo que ahora vemos en Venezuela es una serie de investigaciones a personas que claramente saltan de la legalidad a la ilegalidad cuando les place. Y ese juego mediático de la oposición en Venezuela tiene que ser cuestionado con rigor por los medios en Colombia y la opinión pública.

www.las2orillas.co

read more

OTRO GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

Por: Juan Diego Castro
Noviembre 25, 2013

El pueblo horndureño esta en las calles demandando transparencia en el conteo de votos. VOTO POR VOTO, ACTA POR ACTA

La jornada electoral de Honduras cerró con un ambiente de incertidumbre y desconfianza, cuando al final de jornada los dos candidatos que lideraban las encuestas se proclamaron ganadores.  Para las 11:30pm con 54% de los votos escrutinados el Tribunal Superior Electoral (TSE) dio su último reporte del día con los resultados preliminares que muestran a Juan Orlando Hernández del oficialismo golpista Partido Nacional con 34% de los votos y a Xiomara Castro del Partido LIBRE con28%.   Los dos partidos que le siguen son el Partido Liberal con 20% y el Partido Anti Corrupción con el 15% de los votos.

La jornada comenzó más tranquila de lo que se esperaba, con un despliegue extenso de las fuerzas armadas. Pero el día se empezó a opacar lentamente como reporta la Mesa de Análisis Electoral, una organización que aglutina a varios observadores electorales. Se reportaron al menos 63 irregularidades en la jornada, desde hostigamiento a observadores internacionales, militarización de medios, acoso militar contra integrantes de mesas electorales, hasta compra de votos y credenciales por parte del partido oficialista e irregularidades en el padrón electoral. Fue tal la desfachatez que a 50 metros de las mesas electorales se encontraban miembros del partido oficialista ofreciendo cheques y tarjetas de crédito de subsidios del estado a personas que se dirigían a votar, reporto la organización indígena COPINH.
También se reporto el asesinato de cinco personas a plena luz del día muy cerca de uno de los centros de votación de lo cual la policía no ha confirmado si fue un crimen en relación con las elecciones.

Desde las 7am los hondureños salieron en masa a votar en las elecciones con la mayor participación electoral en la historia con 61%. Para las 3pm las 16,100 mesas reportaban largas filas por lo cual el TSE extendió el horario de votación hasta las 5pm. Al cerrar las mesas de votación y al terminar el conteo, cada mesa enviaba los resultados a los partidos y al TSE. Para las 7pm el Partido LIBRE manifestó que dada la tendencia por boca de urna, es decir reportes de las mesas a esa hora, se podía declarar que Xiomara Castro ganaría las elecciones. Y a las 8:45pm la candidata de LIBRE trino en los medios sociales ´´Con los resultados de la boca de urna que hemos recibido puedo decirles con toda seguridad: SOY LA PRESIDENTA DE HONDURAS´´. La reacción no se dio a esperar y Juan Orlando Hernández se declaro ganador después del primer reporte  del TSE que le daba  a él una ventaja del 4%, en discrepancia con las estadísticas de LIBRE.

Desde ese momento se desato la polémica e incertidumbre que cierra el día con debates en los medios que apoyan al oficialismo y a los golpista, y quienes apoyan la a Xiomara Castro y a la resistencia.

Por su parte el TSE es cuestionado por su cercanía con el gobierno que representa al oficialismo y a los golpistas, y promueve su deslegitimación al ser incapaz de responder por 20 % de las actas de las mesas de votación, excusándose por una falla técnica. Esto ha traído aun mas sospecha y desacuerdo. Ya el Partido LIBRE rechazo los resultados preliminares del TSE al igual que el Partido Anti Corrupción.

Desde los movimientos sociales, Berta Cáceres del COPINH llamo a una convergencia civica para hacer respetar los votos de la resistencia. ´´Este es otro golpe de estado¨ dijo la dirigente indígena a TeleSur. ´´Pero nosotros sabemos cómo responder a eso´´. ´´Si gana Juan Orlando Hernández sabemos que abra más militarización y represión´´ [por medio de la ley de despojo de tierra ancestral para las multinacionales, y con las Ciudades Modelo, del cual él es su mayor impulsor] Y añade, ´´Nuestra lucha es justa, y  continuaremos con el slogan: a más represión, más lucha y organización.´´

 

 

read more

Page 1 of 41234
top